Caminata a Blue Lakes – Colorado

En Explorador de Viajes nos dedicamos a buscar y compartir promociones de vuelos. Así fue como en setiembre del 2018 viajamos a Denver y aprovechamos la semana que estuvimos ahí para recorrer Colorado.

– Suscríbete ACÁ para recibir promociones de vuelos directo a tu correo  –

Blue Lakes

En Colorado puedes encontrar diversas opciones para practicar senderismo y caminatas en la montaña. Como es algo que nos encanta y sabíamos que no podríamos hacerlos todos, investigamos al respecto para encontrar cuál queríamos hacer.

Vimos muchos videos y leímos blogs en la búsqueda del que más nos llamara la atención y cuando vimos los Lagos Azules (Blue Lakes en inglés) supimos de inmediato que ésta era una caminata que teníamos que hacer!

Para llegar a los Blue Lakes se debe hacer una caminata subiendo la montaña (es bastante empinada), no puedes accesarlos en carro. Los Lagos se encuentran entre 3300 y 3600 metros de altura.

Son 3 lagos y el de abajo es el más grande. La distancia total desde el parqueo hasta el Lago Superior es de un poco más de 7 km.

La distancia puede no parecer mucha, pero cuando es cuesta arriba, cada metro se siente como 5.

Se puede acampar en el área, el recorrido es realmente hermoso!

Para los más experimentados existe la opción de escalar hasta el Monte Sneffels (4315 m de altura).

Lo que suelen hacer quienes optan por esta opción es acampar cerca del segundo lago (ya que las vistas son extraordinarias) y de esta forma dividen la caminata.

Dónde dormir?

El día anterior a nuestra visita a los Lagos Azules estuvimos en Telluride, un hermoso pueblo en medio de las montañas. Esta es una opción para dormir.

Ouray queda más cerca y es más económico, por lo que nosotros dormimos ahí.

Nos levantamos temprano, tomamos un desayuno abundante y nos pusimos en camino.

Cómo llegar?

Si vienes de Ouray te tomará alrededor de 45 minutos llegar al sendero. Hay que salir de la autopista y pasar algunas calles de tierra.

Nosotros llegamos sin ningún problema en automovil, no es necesario tener 4×4. Y las vistas de camino son expectaculares!

Dale click AQUÍ para ver la dirección desde Ouray. Se tarda alrededor de 45 minutos.

Dale Click AQUÍ para ver la dirección desde Telluride. Se tarda alrededor de 1 hora y 15 minutos.

Sendero de los Lagos Azules

En la entrada al sendero hay un espacio para dejar los carros. Nosotros llegamos poco antes de las 9 de la mañana.

La temperatura era de 4°C así que llevamos nuestros abrigos. Y un par de bultos pequeños con 5 botellas de agua y una bebida hidratante de medio litro (para los 3). De comer llevamos barritas de proteína, semillas con frutas secas y carne deshidratada.

Buscamos alimentos que no pesaran mucho, pero que nos fueran a dar las energías necesarias para la caminata, ya que sabíamos que serían varias horas y en la zona no encuentras nada, solo la montaña y un sendero.

Si quieres comprar provisiones debes hacerlo en el pueblo de Ouray o Telluride.

El agua es muy importante para mantenerte hidratado, ya que además de ser una caminata exigente, la zona de Colorado es muy seca y corres el riesgo de deshidratarte.

También te recomiendo aplicarte bloqueador, ya que el sol es muy directo en esta zona y casi no hay nubes.

Empezamos a caminar y aproximadamente a los 10 minutos los abrigos se vuelven innecesarios.

Subir la montaña realmente nos calentó, pero era tan empinado que preferimos seguir subiendo cargando los abrigos, antes que devolvernos a dejarlos al carro.

El sendero es fácil de seguir, pero pesado de recorrer ? Realmente se siente el esfuerzo de las piernas a cada paso.

A lo largo del recorrido se encuentran «atajos» que cortan camino por zonas más empinadas y difíciles de subir.

Nosotros íbamos por el camino principal porque notamos que estos atajos eran bastante retadores físicamente.

Los paisajes van cambiando todo el camino, en algunas partes caminas entre árboles, luego atraviesas claros, cruzas riachuelos o se abre el paisaje y te regala las más hermosas vistas que puedas imaginar.

Nosotros fuimos un sábado y nos topamos a algunas personas en el sendero (especialmente en el Lago), aunque la mayor parte del tiempo no ves ni escuchas a nadie.

Incluso leímos experiencias de personas que vieron osos en el recorrido. ?

Caminamos a nuestro ritmo tomando en cuenta que íbamos con Gaby (nuestra hija de 13 años). Antes de viajar le hicieron un procedimiento en una uña del pie y aún le estaba sanando.

Después de unas horas de caminar los descansos para tomar agua se hicieron más seguidos.

Procurábamos hacer descansos de no más de 30 segundos para que no se nos enfriaran los músculos y mantener un paso constante.

Después de 4 horas el bosque se abrió y vimos el Lago Inferior (Lower Blue Lake) como una joya escondida en medio de la montaña!

Es tan hermoso! Parecía irreal estar ahí de pie y no pude evitar que algunas lágrimas me nublaran la vista.

Cuando caminas en la montañas y llegas a la meta que te has propuesto, es como una inyección de adrenalina. Esto con caminatas en la montaña y la vida en general ?

Ya no duelen los pies ni sientes el hambre o el cansancio. Es como si la belleza del paisaje y la satisfacción del momento te embriagaran.

Nos acercamos a la orilla a refrescarnos. El agua es completamente cristalina y fría (la nieve de la montaña se derrite, baja a los lagos y alimenta los riachuelos de la zona).

Después de lavarnos la cara seguimos caminando. No queríamos enfriarnos y queríamos llegar hasta arriba.

Estábamos tan entusiasmados admirando la belleza de lugar que no nos dimos cuenta en qué momento nos alejamos del camino principal y seguimos subiendo al segundo lago por un atajo.

Rápidamente el camino se hizo más y más empinado y terminamos escalando las rocas «de 4 patas» ? Fue una equivocación afortunada porque las vistas de este lado del camino son espectaculares!

Infunde mucho respeto llegar acá. La naturaleza es verdaderamente mágica y permitirse acercarse a ella de esta forma nos llenó de las más bellas sensaciones.

Aún hoy cuando lo recuerdo me infunde un gran sentimiento de respeto, asombro y paz.

Finalmente llegamos al segundo Lago Azul ?  Gaby estaba adolorida y todavía teníamos que volver a hacer el recorrido hacia abajo, aśi que decidimos no llegar hasta el tercer lago (Upper Blue Lake).

El segundo lago no es tan impresionante como el primero, pero las vistas desde acá son insuperables!

Nos sentamos con el cuerpo agotado pero el corazón agradecido. Comimos las nueces y frutas secas que llevábamos.

Casi no podíamos hablar y nuestros ojos recorrían cada rincón del paisaje tratando de grabarlo en nuestras mentes por siempre.

Me atrevo a decir que es el lugar más hermoso en el que he estado y que ha sido la experiencia que más he disfrutado de un viaje.

Después de comer y tomar estábamos listos para regresar. Y fue un alivio poder hacerlo por el camino principal ? Bajar las rocas parecía emocionante, pero hacerlo con mi hija me preocupaba.

Por el camino principal vimos vistas diferentes a las de subida, pero muy hermosas también!

Hicimos una breve parada en el Lago Inferior para sentir el agua una vez más antes de irnos ❤️

El camino de regreso es tan hermoso como el de ida y a pesar de ser el mismo se ve completamente diferente. Notamos cosas que no habíamos visto mientras subíamos.

Bajamos en aproximadamente 2 horas, en total fueron 6 horas de caminata. Y nos fuimos extremadamente felices y agradecidos por la experiencia.

Si alguna vez te encuentras en la zona de Colorado te recomendamos visitar el área. No hay palabras para describir lo hermoso de la experiencia!

Fechas

Las mejores fechas para visitar los Blue Lakes son de junio a octubre. Nosotros fuimos a finales de Setiembre, el Otoño ya ha entrado en éstas fechas y los árboles han cambiado de color, así que el paisaje está lleno de pinceladas de amarillos y verdes claros.

Leímos que en Primavera también es un hermoso espectáculo por las flores silvestres.

Consejos

Si no tienes buena condición física te recomiendo hacer caminatas de preparación las semanas anteriores.

Trata de descansar bien la noche anterior de la caminata.

Prepárate para la altura, come cosas frescas que le ayuden a tu cuerpo con el cambio y evita alimentos procesados.

Lleva suficiente agua para mantenerte hidratado todo el camino.

Trata de dejar todo lo que puedas en el carro para que la subida sea ligera. Toma en cuenta que todo lo que lleves lo tendrás que cargar así que lleva únicamente lo básico.

Nosotros llevamos 5 botellas de agua, 12 barritas de granola o proteína (4 para cada uno), 1 Gatorade o bebida hidratante, un paquete de semillas con frutas secas y Altán llevó carne deshidratada.

Procura estar temprano  en el lugar para aprovechar el día y parquear cómodamente, especialmente si vas durante el fin de semana como nosotros.

Entre más tarde llegas hay más vehículos y de llenarse el parqueo tendrías que dejar el carro en otro parqueo unos kilómetros atrás.

Recoge todo lo que llevas contigo, no dejes basura.

Subir a los Blue Lakes fue una experiencia inolvidable!

Me encantaría saber si has estado en la zona o si has subido hasta el tercer lago. Deja en comentarios tu experiencia o impresiones del lugar.

Siguiente: Cómo elegir el mejor seguro de viajes? >>

2 Comments
  • Grettel
    Posted at 15:07h, 01 noviembre

    ¡Suena lindísimo Anita, gracias por compartir sus experiencias!

    • Anita Hernández
      Posted at 07:43h, 02 noviembre

      Gracias por el apoyo Grettel!! 🙂 Fue lindísimo y disfruté mucho compatiendo la experiencia.

A %d blogueros les gusta esto: