11 Consejos Para Viajar a China

Cuando viajamos a otro país esperamos que algunas cosas resulten nuevas y diferentes. Pero cuando viajamos al otro lado del mundo, es mejor prepararnos para poder disfrutar de esas diferencias, y que no te impidan disfrutar de tan hermoso destino.

En este artículo encontrarás nuestra experiencia y recomendaciones como familia en China, más especificamente de la zona de Shanghai. Recordemos que China es enorme y cada zona puede tener características diferentes. Nosotros sólo podemos hablarte de lo que conocimos.

 1. Vuelos

Todo empezó en agosto del 2017. La idea de visitar China no estaba ni en nuestros más locos planes (al menos no a corto plazo), pero encontramos una promoción que no se podía desaprovechar. Pasajes ida y vuelta a Shanghai desde Costa Rica en tan solo $333, ¡incluidos los impuestos!. Estás leyendo bien, no me comí ningún cero ni cometí un error, cada pasaje ida y vuelta estaban en tan solo $333.

Somos una familia de 3, lo que quiere decir que los pasajes de los 3 nos costaron menos de lo que suele costar un solo pasaje! Terminamos pagando tan sólo $999 por los 3, cuando el promedio de un solo boleto a China está en $1250.

Compartimos esta promoción en nuestra página en Facebook y en nuestra lista de correos, y muchos de nuestros seguidores la aprovecharon también. Algunos viajaron en las mismas fechas y se acercaron a saludar en el avión.

Usualmente, cuando viajamos, estudiamos el lugar al que vamos, lo que queremos visitar, si se necesita visa y todo esto antes de comprar los boletos. En este caso fue con los boletos comprados que empezamos a averiguarlo todo.

2. Visa

Empezamos por acá y en efecto, los costarricenses necesitamos visa para ir a China.

Importante tomar en consideración que si te la dan va a ser válida por corto período de tiempo, usualmente un mes y si tienes suerte un poco más. Esto especialmente si es la primera vez que vas a visitar China.

Te recomiendo hacer el trámite con tiempo, pero no demasiado cerca de tu fecha de viaje, en caso de que falte algún documento o te pidan que entregues alguno de los requisitos en un formato diferente.

Reunimos todos los requisitos y fuimos a la embajada la primera vez 2 meses antes de nuestra fecha de viaje. En esta ocasión nos devolvieron y nos recomendaron volver más cerca de la fecha. Aproximadamente 10 días antes de viajar volvimos, pero nos volvieron a regresar porque el formato de la fotografía no cumplía sus parámetros. Al día siguiente regresamos una vez más y finalmente aceptaron todos los papeles.

Son muy estrictos con los requisitos que solicitan. Por ejemplo, la fotografía debe ser tomada utilizando camiseta negra (u otro color oscuro liso), en el caso de las mujeres el pelo debe ir recogido, cualquier piercing debe retirarse (desde el básico de los lóbulos de las orejas hasta cualquier otro que sea visible en la foto).

Si vas a viajar con un menor que no va acompañado por ambos padres, es importante llevar el permiso de salida impreso. Este se solicita en la ventanilla 9 en Migración.

Con respecto al formulario, éste debe llenarse en una computadora, no a mano.

Adicionalmente debes presentar una copia de la reserva del boleto y también la copia de reserva del lugar donde te vas a quedar en China (que aparezca tu nombre en el documento). Si te vas a quedar en una casa de algún conocido debes presentar una carta de la persona que te recibe con el itinerario y motivo de viaje, entre otros.

Nosotros viajamos 8, por lo que reservamos un apartamento (más adelante te detallo al respecto) y en la reserva se incluyeron los nombres de cada uno de los que viajamos.

Te comparto los requisitos oficiales para tramitar la visa de China ACÁ.

Si necesitas asesoría o ayuda con los trámites de visa, puedes contactar a los asesores de visa que recomendamos ACÁ.

 

3. Internet

En China hay un bloqueo a la mayoría de las aplicaciones y páginas que estamos acostumbrados a utilizar. Esto quiere decir que no puedes accesar del todo a páginas como Google y cualquier de sus aplicaciones (Google Drive, Gmail, YouTube, Google Maps…), Facebook, WhatsApp, Twitter y muchos otros más.

Esto es un gran cambio y si lo piensas, nos corta los medios que utilizamos para comunicarnos. Pero no todo está perdido, no tendrás que hacer señales de humo desde el otro lado del mundo para avisar a tus familiares que llegaste vivo, ni te tocará aprender mandarín para poder encontrar una dirección. Te comparto la forma en que evadimos este bloqueo y pudimos comunicarnos normalmente.

Existe un servicio llamado VPN, que lo que hace es que te conecta al internet como si estuvieras localizado en otro país. Al hacer esto, la censura en China no te afectará y podrás utilizar las páginas y aplicaciones que acostumbras.

Recomendamos adquirir este servicio antes de tu viaje. Ingresas a la página web y contratas un mes (o el tiempo que quieras) de servicio. En nuestro caso utilizamos ExpressVPN.

Una vez contratado el servicio (es mejor hacerlo desde una computadora), bajas la aplicación para el celular y listo! Lo único que tendrás que hacer es conectarte a internet y pulsar el botón de encendido. En nuestro caso no compramos un chip en el lugar y usamos únicamente internet por medio de Wi-Fi. Pero en caso de que quieras tener internet todo el tiempo, puedes adquirir un chip y el VPN te funciona también de la misma forma.

Te recomendamos llevar impresa la reserva y mapa con dirección de donde te hospedas desde el aeropuerto.  Para que en caso de algún inconveniente, por lo menos puedas llegar a donde te hospedas. Prepárate para tener toda la información que necesitas en papel, para que en el caso de que se complique el tema del internet, tengas un repuesto de toda la información que necesitas.

 

4. Dinero

Usualmente cuando viajamos, cambiamos una pequeña suma de dinero a la moneda local en el aeropuerto al llegar, y luego buscamos un banco u otros medios para hacerlo. Nos gusta hacerlo así porque el tipo de cambio en los aeropuertos suele ser más alto que en los bancos.

En China la moneda es el Yuan. Para que te hagas una idea, $1 es aproximadamente 6.30 yuanes.

Sacamos poco del aeropuerto, pero no en cualquier banco se podía realizar cambio de moneda. Desde todos los cajeros que intentamos sacar dinero pudimos hacerlo sin ningún problema. Así que una vez que descubrimos esto, todo fue mucho más sencillo, pero averiguarlo con la barrera del idioma no fue fácil. Por esto te recomiendo cambiar a Yuanes desde tu país para irte preparado por lo menos para los primeros días mientras encuentras la forma de cambiar. La otra opción es pagar un poco más y cambiar en el aeropuerto.

En Costa Rica puedes hacerlo en el Banco Cathay, te presentas en cualquiera de las sucursales y puedes realizar el trámite. Es mejor que llames antes de presentarte para verificar que tienen disponible la cantidad que necesitas, ya que no es una moneda que se mueva mucho en el país. Aún si no tienes una cuenta con ellos, puedes realizar el cambio, pero de no más de 500 yuanes (si tienen disponible).

Cada vez más establecimientos aceptan tarjetas en China, pero aún son muy pocos. Notamos una predilección por el efectivo, o UnionPay.

En relación a los precios, pensé que allá iba a ser todo mucho más económico, pero Shanghai es una ciudad cara. No tan cara como Costa Rica por ejemplo, pero definitivamente no tan barata como imaginaba.

Si deseas ir a comprar ropa, artículos, recuerdos y este tipo de cosas te recomiendo alejarte del centro. Nosotros visitamos Zhujiajiao, conocida como la Venecia China y quedamos maravillados. Es un pueblo hermoso y además de estar formado por canales por los que puedes pasear en bote, los mercados son mucho más económicos que en el centro de Shanghai. Te recomendamos tomarte todo un día para recorrerlo.

 

5. Idioma

Algunas personas me han comentado que no hablan inglés y por este motivo les da un poco de temor viajar a países donde no se habla español. Si eres una de ellas, en este caso no tienes de qué preocuparte ya que difícilmente encontrarás a alguien que te hable tan siquiera en inglés… y mucho menos en español.

Parece exagerado, pero ni siquiera en un lugar tan turístico como Disney Shanghai encontramos quien nos explicara algo en inglés.

En donde si podrás comunicarte más fácilmente, o por lo menos un mínimo, es en los mercados. Ahí te entienden lo suficiente para regatear y listo. Los precios, por ejemplo, te los muestran con una calculadora.

En un par de lugares a los que fuimos, utilizaban un traductor para decir algunas cosas, pero la mayoría del tiempo sólo nos sonreían y asentían con la cabeza. Esto lo verás mucho: cuando preguntas por una dirección, ordenando en un restaurante o preguntando dónde está el baño. El hecho de que te digan que sí con la cabeza no quiere decir que te estén entendiendo, es un gesto común.

Incluso las señales son diferentes, por lo que la comunicación es complicada. Pero la gentileza de la gente y su voluntad por ayudar te cautivarán.

A pesar de que el idioma es un tema a considerar, todo se encuentra muy bien señalizado por lo que movilizarse es muy sencillo y practicamente todos los letreros tienen traducción al ingles. Por lo que no te perderás facilmente.

 

6. Hospedaje

Este es uno de los temas principales a la hora de viajar. Porque quieres asegurate estar cerca del centro y de medios de transporte público, que sea seguro, cómodo, pero a la vez económico, para aprovechar el dinero en realmente pasear, al menos eso es lo que buscamos nosotros.

Encontramos que la forma más efectiva de verificar estas cosas es por medio de los comentarios y reseñas de otras personas que hayan viajado y se hayan hospedado en el mismo lugar, ya que suelen ser más honestos que las páginas de hoteles que te están queriendo vender. Por este motivo cuando viajamos solemos utilizar Airbnb o Booking, tanto para viajar fuera como dentro de Costa Rica (ACÁ puedes leer más al respecto).

Si estás pensando en ir a China la clave es buscar hospedaje con tiempo. Entre más tiempo falte para tu viaje, más posibilidades de reservar un mejor lugar.

Lo que hacemos normalmente es entrar a la aplicación y seleccionar la zona que deseamos, la cantidad de personas y las fechas. Usualmente muestra las opciones con mejores calificaciones de primero. Puedes entrar y no solo ver las calificaciones, sino que además leer el motivo por el cuál lo calificaron de esa manera.

En esta ocasión viajamos mi hija Gaby, mi esposo Altán, 5 miembros de la familia de Altán y yo, en total 8 personas. Al ser tantos comparamos diferentes opciones de hosteles, hoteles y finalmente optamos por ir todos juntos a un apartamento que encontramos en Airbnb.

Las reseñas de otras personas que lo habían visitado eran muy buenas y el precio muy cómodo, por lo que lo reservamos.

Antes de reservar hablamos con el host (el dueño del apartamento) y nos explicó con lo que contaba el apartamento, la zona donde estaba y sus recomendaciones. Esta es otra ventaja de Airbnb, que puedes pedir recomendaciones, donde ir a comer, a comprar o conocer, y suelen ser personas de la zona.

El apartamento estaba en un complejo de edificios cerca del centro en el piso 17, saliendo y cruzando la calle se encontraba una estación del metro. supermercados y restaurantes a una cuadra a la redonda, lo que lo hacían muy cómodo tanto si decidíamos cocinar o salir a comer. Además la vista era impresionante.

El apartamento contaba con una sala espaciosa, comedor, cocina equipada, zona de tendido con lavadora, TV por cable, Wi-Fi, agua caliente, calefacción y aire acondicionado. Tenía 3 cuartos espaciosos (camas matrimoniales con colchones muy cómodos), además sofá cama y 2 baños.

Al final terminamos pagando alrededor de $15 por persona por noche y quedamos sumamente satisfechos con el lugar.

 

7. Comida

En todos los resturantes que visitamos encontramos que el menú venía con imágenes de los platillos, por lo que el tema de la comida no suele ser muy complicado. Los platillos sí resultan muy diferentes, pero seleccionarlo es sencillo y encuentras cadenas de comida rápida en todas partes.

La comida en KFC por ejemplo, tiene algunas modificaciones, pero en general te ofrecen opciones conocidas en Costa Rica y los precios rondan los $4. Encuentras pizzerias, Starbucks y otros lugares como estos.

Al viajar allá, pensé en arroz blanco, verduras al vapor y carnes. Tenía la idea de que era todo muy sano, pero la comida en general resultó bastante grasosa para mi gusto. Al menos en los lugares que visitamos. Suelen cocinar la carne y vegetales juntos, y aunque no veas carne en los vegetales, es muy normal que los cocinen en agua de pescado.

En mi caso particular el tema de la alimentación si fue mucho más difícil que para el resto de los que viajamos juntos, ya que yo soy vegetariana.

Por suerte donde nos hospedamos había cocina y gracias a esto pude prepararme desayunos y cenas fuertes. Necesitaba contrarestar las largas caminatas que tomamos todos los días. La avena y sopa de verduras fueron mis platillos principales, así como las frutas y yogurts.

En los supermercados encuentras muchas opciones conocidas, así como muchas opciones que te sorprenderán. Por ejemplo, encuentras peceras llenas de peces o cangrejos (entre otros) aún vivos. El azúcar en su mayoría la venden en cristales, si deseas comprar la que acostumbramos a ver acá, te costará un poco encontrarla, y de hacerlo el precio es mucho mayor.

Cuando nos alejamos un poco del centro de Shanghai, encontramos puestos de comida más tradicionales y diferentes a lo que acostumbramos. Los dulces son muy sabrosos y de texturas interesantes.

     

Comer bien es bastante económico en Shanghai. Nosotros ahorramos aún más, ya que al tener cocina en el apartamento, muchas de las comidas las preparamos nosotros mismos.

 

8. Transporte

Suelo ser una persona bastante desubicada, por lo que normalmente tengo que pedir indicaciones para llegar a diferentes lugares. Definitivamente este no fue el caso en Shanghai. La ciudad cuenta con servicio de Metro, por lo que movilizarse es sumamente sencillo.

Ya sea que descargues la aplicación del Metro (para Android puedes descargarla ACÁ y para iPhone ACÁ) o que recurras al tradicional mapa (lo encuentras en lugares turísticos o el aeropuerto), todo es tan sencillo como buscar la estación del metro más cercana y buscar la línea que te lleva a donde quieres ir.

No hay forma de perderse!

Shanghai es una ciudad grande y vive mucha gente. Las estaciones más cercanas al centro se llenan bastante, pero igual te movilizas en cuestión de minutos. Cada línea es de un número y color, además está señalizado en el suelo y las paredes, por lo que si te desubicas lo único que tienes que hacer es seguir el color de la línea que buscas y listo.

El metro cuenta con calefacción y no hay malos olores. Todo se encuentra muy limpio y ordenado.

 

9. Cuartos de baño

En todas partes encuentras cuartos de baño públicos. Entras y todo está impecable, el único detalle es cuando entras a tu cubículo y te das la vuelta, no hay retrete! Se trata de una estructura en el suelo. En algunos lugares sí hay baños normales, suelen ser el último cubículo de la fila. Te sorprenderá lo limpio que está todo, aún los baños públicos. En Shanghai, a pesar de ser una ciudad súper poblada, no te encuentras largas filas en los baños públicos que usualmente se hacen en Costa Rica.

Importante llevar servilletas en tu bolso, ya que en algunos baños no hay papel.

 

10. Actividades a realizar

Hay incontables actividades que puedes realizar en Shanghai. Dependerá de tu gusto, tiempo y posibilidades, por lo que no podríamos darte una guía de qué visitar.

De los lugares que nosotros visitamos y nos encantaron podemos enumerarte Zhujiajiao, el Jardín YuYuan, Disney, los templos y parques, el acuario, Nanjing Road, The Bund, el Shanghai World Financial Center (el segundo edificio más alto del mundo) y muchas más.

No solemos tomar tours porque nos gusta ir a nuestro propio ritmo, pero lo que solemos hacer es entrar a internet y buscar los tours más populares y de ahí tomar ideas para los lugares que queremos visitar. Si deseas buscar actividades o ver opciones de tours en Shanghai o en cualquier otra parte del mundo puedes hacerlo ACÁ.

 

11. Gente

Creo que esta es la parte que más me sorprendió en el viaje. La gente es sumamente amable. En el metro por ejemplo, no verás personas mayores de pie, a pesar de moverse tanta gente, siempre se ceden los espacios.

La forma de vestir es impresionante, todos son muy elegantes, las telas impecables, pareciera que todos estrenan ropa todos los días. El tema de la tecnología está bastante avanzado. A pesar de tener bloqueados las aplicaciones que conocemos, ellos tienen sus propias aplicaciones y hasta más.

Las calles están limpias y ordenadas. No encontrarás basura ya que incluso las hojas de los árboles las recogen, por lo que siempre se ve despejado y limpio.

Las calles y las zonas peatonales están bien señalizadas, pero no te confíes de esto, ya que aunque el semaforo esté en rojo, los carros y motos seguirán pasando aunque estés intentando cruzar la calle. La mayoría de las motocicletas son eléctricas, por lo que no las escuchas al acercarse, así que mejor mira en todas direcciones cuando vayas a cruzar la calle aunque tengas el derecho de vía.

En cada local comercial o en la calle, cada persona con la que nos tocó interactuar se portó de forma amable, gentil, sonriente. Procuran que te encuentres a gusto.

Hay algunos detalles que como occidental me resultaron un poco incómodos al principio. Por ejemplo el tema del espacio personal, es practicamente inexistente. En las filas, gradas, elevadores, metro… habrá mucha gente y muy cerca tuyo. Además cuando van por la calle aclaran la garganta y escupen en el suelo, es muy normal, verás a muchos hacerlo. Al principio me resultó muy chocante, pero me acabé por acostumbrar y ya ni lo notaba al final.

De nuestra experiencia en China vinimos encantados de su cultura, su gente y su ciudad. Si tienes la oportunidad de hacer este viaje, no lo dudes más. Vivimos experiencias hermosas y es el tipo de cosas que puedes ver fotos o videos, pero no hay forma de explicar lo que se siente experimentarlo.

Es importante que recuerdes que no vas a cambiar cada país que visitas para que se adapte a tus necesidades, así que mejor relajarse, adaptarse y disfrutar al máximo cada momento!

Observar con respeto y aprender, porque eso es lo hermoso de las diferencias, todo lo que podemos aprender.

Si has visitado al gigante asiático nos encantaría leer sobre tus experiencias en los comentarios.

Siguiente: Cuál es el buscador de vuelos más barato >>

6 Comentarios
  • Alfredo Pereira
    Publicado 00:26h, 01 febrero

    Ayer regresé de China, fue una gran experiencia, lindas ciudades, modernas, ordenadas, limpias, su gente amable y bien vestida… Y lo mejor de todo, mi boleto costó $375 … Fue un sueño cumplido haber estado en China, vale la pena ese vuelo de 14 horas desde la ciudad de México…
    Saludos y gracias amigos de Explorador de viajes! ?

    • Anita Hernández
      Publicado 08:14h, 01 febrero

      Excelente Alfredo!!

      Me alegra montones saber de quienes lograron aprovechar la promoción, esperamos poder encontrar muchas otras como esta para seguir compartiendo!

      Saludos!

  • Raquel
    Publicado 11:05h, 24 febrero

    Con que aerolinea viajaron? Y en que mes viajaron a china?

    • Anita Hernández
      Publicado 14:47h, 28 febrero

      Hola Raquel!

      Viajamos a finales de Noviembre y regresamos en Diciembre. Fuimos con Aeroméxico, nunca habíamos viajado con esta aerolínea antes, pero quedamos muy gratamente sorprendidos.

      Saludos!

  • Kembly
    Publicado 19:03h, 23 abril

    Mi sueño es ir a Corea del Sur, me encanta si cultura. Les agradecería si encontraran algunas promociones para ese país puedan compartirlas. Y por supuesto si ya han ido a Corea ojalá puedan compartir detalles!!

  • Adri
    Publicado 21:40h, 23 abril

    Gracias por contarnos cada detalle de la experiencia!

A %d blogueros les gusta esto: